Analizamos la propuesta presupuestaria de los grupos en el pasado pleno

En el pleno del pasado jueves, hubo una iniciativa conjunta de PP, Ahora Ciempozuelos, VOX y CPCI donde se pedía al Gobierno Local dejar sin efectos partidas presupuestarias para, según los grupos, contribuir a no generar deuda. Para ello proponen congelar distintas partidas presupuestarias. En Noviembre del pasado año, los cuatro grupos presentaron igualmente un documento conjunto (PP, Ahora Ciempozuelos, VOX y CPCI) en el que solicitaban al gobierno no ampliar el plazo del pago de la deuda y seguir pagando a razón de 2.700.000€ hasta el año 2023.

En este año se prevé una disminución de ingresos dado básicamente por la disminución de ingresos del Estado y de la Comunidad Autónoma y la devolución de 600.000€ cobrados indebidamente del Estado, así como la posible devolución de más de 300.000€ a la Comunidad de Madrid por la falta de justificación en la legislatura pasada.

Valoramos la propuesta:

En primer lugar, el solo hecho de no permitir aplazar la deuda, desemboca directamente en dos únicas opciones: la prórroga de los presupuestos o la elaboración de unos nuevos con el recorte de 1.500.000€ que supondría la eliminación de servicios básicos para el municipio.

Desde el PSOE optamos por la prórroga de los presupuestos como la medida más justa y prudente para el ayuntamiento, lo que no quiere decir que optemos por la generación de deuda. Sino por el recorte en gasto progresivo si es preciso, del dinero que efectivamente no se ingrese, con un control mensual con los equipos técnicos que ya está diseñado, dejando abierta la posibilidad a ingresos hoy no previstos y evitando así un recorte inicial de servicios básicos.

Así se lo trasladamos a todos los grupos en distintas comisiones de hacienda tras el análisis por todos de los distintos datos y documentos aportados por los equipos económicos. ninguna puerta ha estado cerrada para ningún grupo. Por eso no podemos compartir que especialmente Ahora Ciempozuelos, acceda a una propuesta con la derecha sin sentarse a hablar con el PSOE sobre alternativas viables.

En cuanto a la propuesta presentada a pleno por los cuatro partidos, analizamos las partidas que proponen dejar sin efecto:

  • 0110 3100           Deuda pública a largo plazo                        190.000
    • Es una partida que podría congelarse, si bien estimamos más oportuno no hacerlo por cuanto si fuese posible se utilizaría para dar cobertura presupuestaria a las cuantías sin contabilizar que está fiscalizando el Tribunal de cuentas de años anteriores, o bien a pagar más deuda si nos lo permitiese finalmente los ingresos.
  • 1532 46700         Consorcio de transportes                            90.000€
    • Esta partida podría reducirse.
  • 1532 61927         Acondicionamiento de vías públicas       105.281,17€
    • Esta partida presupuestaria con esta cuantía no existe.
  • 3340 22609         Actividades culturales y deportivas        75.000€
    • Esta partida presupuestaria da cabida a la mayoría de actividades culturales para los vecinos. Eliminarla como punto de partida nos parece injusto; un ataque a la cultura; una medida antisocial que afecta a su acceso a las personas con menos recursos y además un retroceso social y cultural que solo haremos si en el desarrollo del presupuesto es estrictamente necesario.
  • 3380 22710         Festejos populares                                        150.000€ 3380 48105         Transferencia Festejos populares           15.000€
    • Eliminar estas cantidades de las fiestas supone de facto que no pueda haber fiestas. No compartimos en absoluto que sean los vecinos los que paguen más aún los desmanes de los distintos gobiernos. Las fiestas son un momento importante del año para Ciempozuelos tanto a nivel social como económico y desde luego el PSOE renuncia a eliminarlas directamente. Como en el caso de la cultura, se haría si fuese estrictamente necesario, algo que desde luego estamos seguros de que no va a ocurrir.

En definitiva, la suma que se ha hecho por los grupos de la oposición tiene errores, sería insuficiente y la consideramos injusta y antisocial desde el PSOE. En cualquier caso, la congelación de las partidas propuestas o su eliminación en un nuevo presupuesto, sigue sin permitir la elaboración de unos, sin recortes en servicios básicos para los vecinos.

La Alcaldesa, Raquel Jimeno, recordó en pleno al PP que la Comunidad de Madrid tiene los presupuestos prorrogados y a Ahora Ciempozuelos que es difícil entender que exijan al actual gobierno la elaboración de unos presupuestos, cuando ellos en la anterior legislatura, sin la disminución de ingresos por el estado, fueron incapaces ni si quiera de presentarlos para los años 2018 y 2019 donde los mantuvieron igualmente prorrogados.

También recordó que todos los gobiernos han prorrogados presupuestos en varias ocasiones sin acontecer situaciones tan excepcionales como la actual y sin embargo, ninguno ha tenido la valentía y gesto de transparencia de explicarlo a los ciudadanos como ha hecho ella. Agradece la mano tendida de los grupos a colaborar pero recuerda que ninguno de ellos ha puesto aún sobre la mesa una alternativa viable a prorrogar los presupuestos.

Por último, la Alcaldesa instó a los grupos que apuestan por la elaboración de unos presupuestos, a una Comisión informativa en la que entre todos decidieran qué servicios básicos eliminar directamente para recortar ya inicialmente 1.500.000€ del presupuesto.

Desde el PSOE tenemos muy estudiado y claro nuestra hoja de ruta para acabar con la deuda con el mínimo afección posible para los vecinos. Estamos para gestionar esta difícil situación económica y lo hacemos con seguridad, firmeza y claridad de objetivos. Nuestro principal proyecto es estabilizar y recuperar al ayuntamiento  económicamente. Y prorrogar los presupuestos actuales con control de gasto, es viable en al consecución de estos objetivos.

Desde la izquierda, mejor ser honesto y contribuir para crecer

Recientemente se ha creado una Coalición de Gobierno en España para desbloquear la situación de ingobernabilidad que se daba en nuestro país con el fraccionamiento de partidos elegidos legítimamente en las urnas. Y de nuevo tenemos un Presidente Socialista que vendrá a traer más progreso, más políticas sociales y más derechos a nuestro país como  lo hemos hecho siempre a lo largo de la historia reciente de nuestro país y en nuestros 140 años de historia del PSOE.

Es evidente que desde un proyecto político socialista y desde el PSOE, el objetivo es poder gobernar con mayoría. Pero eso no es posible hoy. Y por mucho que repitamos las elecciones, estamos “condenados” o quizás “positivamente condenados” a entender que las mayorías absolutas se han acabado durante mucho tiempo previsiblemente.

En Ciempozuelos, en la pasada legislatura, Ahora Ciempozuelos ganó las elecciones y se negó a hacer un pacto con el PSOE que hubiera dado mayoría absoluta a la izquierda. Los motivos fueron que “su asamblea no aceptó gobernar con el PSOE y que preferían gobernar solos porque podían”. Desde el PSOE no tuvimos opción de formar un proyecto común de izquierda en 2015. Los resultados de su gobierno en solitario y su capacidad de gestión, ya la conocemos todos.

En esta legislatura, el PSOE ganó las elecciones, pero no sumábamos mayoría absoluta con Ahora Ciempozuelos. Y además, ahora Ciempozuelos nos trasladó que no entrarían en un gobierno. Por tanto la única alternativa a un gobierno del PP y Vox era el actual gobierno con Cs del que tenemos que decir que pese a las diferencias políticas que no intervienen en la gobernabilidad de las cosas importantes del pueblo, el trabajo con los dos concejales es muy eficaz, cordial y comprometido. Porque nuestro objetivo es la eficacia en la gestión, la honestidad, la decencia, los vecinos y la solución a los problemas. Todo ello, cosas que en uno u otros momentos de las pasadas legislaturas no hemos tenido.

Con esta situación, queda de más utilizar al Gobierno de coalición en España para, en base a afirmaciones falsas, hacer oposición al PSOE de Ciempozuelos desde la izquierda ya que no aporta nada positivo. Más aún cuando la alternativa a la actual situación era un gobierno PP-VOX manchado de presunta corrupción. El panorama que tiene Ciempozuelos requiere de más cabeza, menos partidismo y más pensar en la recuperación del municipio.

Debe Ahora Ciempozuelos (y desde nuestra humilde opinión), más que hacer oposición al PSOE, deban reflexionar. Porque, para nuestra sorpresa y estupefacción, la confluencia ha terminado votando con PP y Vox las cosas más importantes que se han llevado a pleno en lo que va de legislatura. Pero más aún, cuando estas cosas lo que  han permitido es resolver situaciones que provocaron ellos como el pago de sentencias condenatorias o la modificación presupuestaria necesaria para que hubiera fiestas en 2019 ya que habían dejado la partida a menos de la mitad. Se suma a ello, las propuestas económicas presentados junto a la derecha en un documento sin ni siquiera haber dialogado previamente con el PSOE.

Desafortunadas palabras por tanto de Ahora Ciempozuelos. Si prefirieron gobernar solos la pasada legislatura aun sumando mayoría absoluta con el PSOE. Y tras ganar el PSOE las elecciones decidieron que no iban a entrar en ningún gobierno con nosotros, queda muy feo utilizar el nuevo gobierno de España para tergiversar e intentar sacar rédito político en Ciempozuelos. Nosotros, seguimos tendiendo la mano para seguir mejorando nuestro pueblo. Trabajando con ilusión, demostrando que por encima de nuestras diferencias políticas con nuestros compañeros de gobierno, está el pueblo y resolver la difícil situación económica que tiene. Y es evidente que en seis meses de gobierno, hemos hecho ya más que en toda una legislatura.

Consulta la relación de facturas y fechas de la deuda que soporta Ciempozuelos

Como medida de transparencia, os dejamos la relación de facturas correspondientes a la deuda que soporta el Ayuntamiento, tras negar el PP que la deuda fuera básicamente fruto de su gestión.

Hoy el pago de esta duda supone un 20% del presupuesto anual y condiciona nuestro hacienda hasta 2023. Este documento corresponde a una copia del documento oficial depositado en el Ayuntamiento y en el Ministerio de Hacienda.

Total de la deuda: 16.189.070€

Gobiernos PP 2007-2015 – 13.394.380€ – 82% del total

Gobiernos anteriores PSOE – 2.794.690€ – 17% del total

Vista del documento: Relación certificada de facturas correspondientes a la deuda

El gobierno tiene que destinar más de 500.000€ a sentencias condenatorias de gobiernos anteriores.

Los partidos responsables de las sentencias, PP y Ahora Ciempozuelos, no apoyaron la modificación presupuestaria, aunque sí ha sido aprobada.


El equipo de gobierno ha llevado al último pleno, para su aprobación, una modificación presupuestaria por valor de 783.000€. Esa es la cantidad necesaria para pagar sentencias condenatorias al Ayuntamiento derivadas de malas gestiones de los gobiernos de PP y Ahora Ciempozuelos. Además de facturas impagadas de años anteriores.

En concreto, las cuantiosas sentencias a las que ha sido condenado el consistorio son:
– 158.000€ a un trabajador por un procedimiento selectivo en el que se le excluyó ilegalmente en el año 2009.

– 148.000€ a la empresa EJUCA por una mala decisión en la defensa jurídica de la responsabilidad en los campos de fútbol en el año 2010. 

– 250.000€ a FCC por facturas impagadas a la empresa durante el año 2017.

Sin embargo, Ahora Ciempozuelos, junto a VOX y a PP, no apoyaron la modificación. No apoyaron en consecuencia, entre otras cosas, los atrasos que se debe a la Policía Local o las facturas que no pagaron mientras gobernaban.

El Gobierno ha visto la posibilidad de hacer esta modificación una vez que el ministerio de Hacienda haya cambiado las condiciones de pago de la deuda, a la que Ciempozuelos tiene que hacer frente hasta 2023 y que sumaba un total 16 millones de euros. Esta deuda, que corresponde a las dos legislaturas de Mari Ángeles Herrera y de Héctor Añover (PP), hay que asumirla con 3 millones de euros al año hasta, como ya se ha dicho, 2023 cuando quedará liquidada. Esto, inevitablemente, limita de manera grave la capacidad de funcionamiento de la economía municipal.

La alcaldesa socialista Raquel Jimeno ha recordado a los grupos en el pleno que “es un acto de responsabilidad de gobierno traer al pleno esta modificación para pagar malas decisiones y gestiones de gobiernos anteriores, en vez de poder gastar esos 783.000 € en necesidades de los vecinos”. En este sentido, Jimeno ha manifestado que “es irresponsable y de muy poca talla política que precisamente PP y Ahora Ciempozuelos no apoyen esa modificación presupuestaria para pagar sus pésimas gestiones”. “Es una pena”, ha concluido, “que ese dinero no podamos haberlo gastado en calles y servicios para los ciudadanos”.

10 no son 11

El Partido Socialista se empeñó a fondo, durante las tres semanas posteriores a las elecciones, a luchar por defender un gobierno de la lista ganadora, alternativo a la derecha, la mala gestión y la corrupción.

Un Ayuntamiento no se configura de la misma manera que se configura el Congreso. Aquí no sirve la mayoría simple (es decir, tener un voto por encima del adversario): hace falta sumar 11 concejales mínimo para ser Alcalde o Alcaldesa o, en su defecto, que el rival no los consiga.

En las elecciones municipales del pasado 26 de mayo, el PSOE fue el partido más votado obteniendo 6 concejales. Le seguía Ahora Ciempozuelos con 4 (perdiendo 3 respecto a los comicios anteriores), Partido Popular con 4, CPCI con 3, Ciudadanos con 2 y VOX con 2. Es decir, la suma de la izquierda se quedaba en 10 concejales, y no en los 11 que hacía falta para conseguir estar en el Ayuntamiento sin necesidad de más apoyos. Sin embargo, quién sí sumaba era el bloque de derechas: juntos, PP, CPCI, Ciudadanos y VOX llegaban a los 11 concejales lo que habría convertido a Héctor Añover (PP) en Alcalde de Ciempozuelos. De hecho, ese era el plan. Un plan que, aunque no estaba firmado, tenían ya los sillones repartidos.

El Partido Socialista se empeñó a fondo, durante las tres semanas posteriores a las elecciones, a luchar por defender un gobierno de la lista ganadora, alternativo a la derecha, alternativo a la mala gestión y la corrupción. Era nuestro único objetivo: que el bloque de derechas no gobernara, que no se formara un gobierno de perdedores y que la extrema derecha no entrara en el Ayuntamiento de Ciempozuelos. Un objetivo que, además, fue avalado por los militantes socialistas que votaron “sí” de manera unánime en asamblea. Finalmente, y por razones que al PSOE no corresponde explicar, Ciudadanos se abstuvo diciendo, en realidad, no a la derecha y la corrupción en el pueblo.

Después del pleno de investidura los socialistas se sentaron primero con Ahora Ciempozuelos y después con Ciudadanos, con la intención de juntar esfuerzos para ponerse a trabajar por Ciempozuelos. Queriendo encontrar las cosas que les unen y no las que les separan. A Ahora Ciempozuelos en ningún momento se le negó que entrara en el Gobierno (como ellos sí nos negaron la entrada al Partido Socialista hace cuatro años) pero, inmediatamente, mostraron sus dudas y más si a ese Gobierno entraban otros partidos. El PSOE aceptó su decisión, que no fue la misma que la de Ciudadanos que sí optó por participar en el proyecto socialista buscando lo mejor para Ciempozuelos.

Y se dice que así se da estabilidad a la legislatura porque, aunque 10 concejales son más que 8, 10 siguen sin ser 11. Y excluir a Ciudadanos suponía tenerle al lado de los perdedores.

También se dice acuerdo de progreso porque el partido socialista es un partido progresista. Es un partido que se coloca junto a las personas, que defiende sus derechos, que aboga por los servicios públicos, que lucha por la Igualdad y la Justicia Social, y en sus 140 años de Historia lo ha demostrado con creces. El PSOE, por mucho que pese a quien le pese, también es izquierda, y precisamente por eso defiende la sensatez, el diálogo y el consenso a la hora de hacer política. Y más en los últimos tiempos cuando los ciudadanos y ciudadanos son los que, en las urnas, votando, obligan a los partidos y a los políticos a entenderse. Y, ante eso, poco más se puede decir.

Sobre las Concejalías que han caído en manos de Ciudadanos decir que es la Alcaldesa y la junta de gobierno la que tendrán la decisión final y la firma sobre la mayoría de las cuestiones de cada área. Y la nueva edil no es una persona «que pasa por ahí»: su compromiso con los ciempozueleños y ciempozueleñas es máximo e indiscutible, de la misma manera que lo es con la honradez, la transparencia, la decencia y la honestidad. Por eso estará vigilante de todo lo que acontezca en el Ayuntamiento durante los próximos cuatro años: eso implica, además de las Concejalías, a cualquier otro departamento que gestione recursos de los vecinos y vecinas de Ciempozuelos.

Para ampliar información: sgeneral@psoeciempozuelos.es