El PSOE sale de nuevo a la calle

 

 

Parque en C/ Vereda del Prado visiblemente abandonado

Parque en C/ Vereda del Prado visiblemente abandonado

 

 

El Barrio de las Cuevas y sus calles colindantes, han sido el escenario en esta ocasión, para escuchar la voz de los vecinos de Ciempozuelos y, de esta forma, comprobar una vez más que lo recogido en la última visita en el Barrio del entorno del Colegio Andrés Segovia, no sólo no se trataba de algo anecdótico, sino que los agravios a los que se ven sometidos los ciudadanos ante los continuos problemas del pueblo, no hacen más que ahondar el inevitable declive de las condiciones viarias y de seguridad al que nos tienen acostumbrados el Gobierno del Partido Popular en nuestro Municipio.

 Calles desdibujadas ante la falta de adoquines en las aceras, parques descuidados, peligro de incendios, auténticos vertederos de escombro y basura en zonas de tránsito, muros abocados a derrumbarse sobre los viandantes, farolas inservibles, instalaciones públicas en mal estado y descuidadas, así como un largo etcétera, es lo que hemos podido conocer in situ, bajo la óptica de todos los vecinos que se acercaban a redescubrirnos su tónica diaria en el barrio, bajo la esperanza de una solución a los innumerables despropósitos de la actual Administración.

             Comenzaba la jornada en C/ La Virgen, a las puertas del Centro Cívico, lugar desde el que partíamos para adentrarnos en el barrio y así recoger las primeras inquietudes de los vecinos. ‘’Esto es un escándalo’’, fue una de las primeras frases que nos dijo una vecina ante el paisaje y la situación con la que lleva conviviendo justo en frente de su casa. Nos encontrábamos en la C/ Palomeros, donde las condiciones de una parcela colindante resulta propia de otra época. Gente que se mete ilegalmente, una fachada de piedra a punto de caerse sobre la calzada, una acera inservible y deteriorada, y una casa abandonada, son los elementos que caracterizan el lugar en cuestión. ‘’Me pusieron la fachada llena de huevos’’ se queja la vecina ante la inseguridad con la que convive por el descontrol de los individuos que se meten por las noches en dicho recinto. Se acerca otro ciudadano que se cerciora y afirma el testimonio de la vecina, apostillando que el Ayuntamiento a pesar del conocimiento de los hechos, sus actuaciones son nulas, teniendo que ser los propios vecinos los que una y otra vez intentan, sin éxito, cortar el acceso a la parcela.

Seguimos nuestro paso hasta la Avenida de la Ilustración, nos acercamos al medio día, y seguimos comprobando una tónica que se torna general en todo el pueblo. Las farolas se encuentran en medio de aceras estrechas, sin permitir el paso, farolas inservibles sin luz que debían haber sido ya retiradas. ‘’Este es un barrio muy quemado’’, son las palabras de otro vecino que se acerca ante nuestra presencia para informarnos de la dejadez. Dejadez que se une al peligro de incendios que, próximamente, puede provocar la maleza crecida en las cercanías de un parque infantil de una zona próxima, cuyo abandono es total con una situación verdaderamente alarmante para niños y mayores.

No habría que caminar mucho más, para toparnos con la Avda. de la Circunvalación una zona que, a pesar de ser nueva, asiste ante un verdadero muy cercano a las viviendas. Justamente nos encontramos y hablamos, de la zona trasera al Campo de Fútbol y cercano a la Nueva Piscina Municipal. Una zona muy transitada por Ciclistas y, cuyas condiciones higiénico sanitarias ante el acumulo de escombros y basuras, se suman a la peligrosidad de los muros de contención de las pistas del Campo de Fútbol que literalmente se están viniendo abajo.

 

¿Cuál será la posición del Gobierno Municipal ante tales problemáticas del pueblo?. Si nos ceñimos a los hechos de su mandato, nos iríamos nuevamente con la sensación de que la importancia de los ciudadanos para el equipo de Gobierno es prácticamente nula, y nuevamente con la única esperanza de que los Fondos de Inversión Local del Estado puedan paliar parte de este desagravio general del Municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *