La esencia de nuestras fiestas

Sin lugar a dudas, la organización de las fiestas de Ciempozuelos tiene muchas acciones que reconducir si no queremos que se pierda su esencia definitivamente. Nuestras fiestas más importantes han suscitado todo tipo de reacciones, dejando la organización de las mismas mucho que desear.

En cada actividad algún vecino o vecina nos ha hecho referencia a una organización que no comparten y que creen que poco a poco está acabando con unas fiestas que eran un orgullo para todo todos los vecinos.

La condensación de actividades en algunos momentos del fin de semana, frente al lunes y martes con apenas nada, ha ocasionado que vecinos y vecinas se quejen día tras día; o por la sectarias de algunas de las actividades respecto al público al que van dirigidas, la falta de organización previa y/o por la escasez de actividades para los niños y niñas.

Es un sentimiento compartido que nuestras fiestas necesitan un impulso para que no decaigan aún más, para ser de verdad unas fiestas participativas, y recuperar su esencia. Pero tenemos que recordar que este declive comenzó ya con el PP, siendo Héctor Añover concejal de festejos, cuando éstas empezaron a perder muchas cosas.

Gobernando el Partido Popular, eliminaron los miércoles de las fiestas, suprimieron la pólvora de fin de fiestas, y crearon problemas en los premios de las carrozas que provocaron el inicio del descenso de participación o dejaron de hacer las corridas de toros los lunes y martes, que ahora tanto defienden, entre otras muchas cosas.

Sin olvidar la organización de las fiestas patronales con el PP en el gobierno que está siendo investigada por la justicia en el marco de la trama púnica, por delitos de corrupción que presuntamente beneficiban a la empresa Waiter Music y al PP local con dinero de todos los ciempozueleños. 

De poco valen ahora los comentarios del PP sobre lo que ellos harían, porque ya lo hemos visto y no es para dar ejemplo, ni de mejores fiestas, ni de buena gestión ni de trasparencia.

Las fiestas en Ciempozuelos, las hace la gente en las calles, siendo el gobierno quien tiene que facilitar, fomentar y potenciar desde la organización esta característica. Tenemos que reconducir nuestras fiestas si queremos recuperar su esencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *